Este domingo ha concluido el Campeonato de España de clubes de waterpolo infantil. Una cita que ha vuelto a poner a Málaga en el centro del waterpolo nacional, gracias al gran escaparate de Inacua. Por primera vez han coincidido los cuadros masculino y femenino, y estas cuatro jornadas han dejado una sensación común de una disciplina creciente en calidad y en cantidad en nuestra ciudad, con un ambiente espectacular y luminoso; y una atención constante a los equipos y personas que han llegado desde otros puntos de España.

En la propia competición, el anfitrión, el CW Málaga ha cerrado su participación en octava posición. Tras caer en cuartos de final ante el histórico Atlétic Barceloneta; a la postre campeón de España; los malagueños de Peter Kubicsko cayeron en la lucha por el quinto puesto ante el Majadahonda y el Caballa en dos partidos muy disputados y con gran emoción. Esto se une al gran éxito conjunto del waterpolo andaluz, con el Caballa (equipo ceutí pero que compite bajo el paraguas de la federación andaluza) en séptimo lugar y un histórico subcampeonato del CW Dos Hermanas, auténtico bastión de nuestro waterpolo.

Con la entrega de trofeos, la presencia de las autoridades para el acto de premiación, y una gran sonrisa en todos los asistentes, se cierra este Campeonato de España que dejará una profunda huella en todos los amantes del deporte en Málaga.