El Club Deportivo Waterpolo Málaga ha empezado el año, tal como acabó el anterior, fomentando la cantera en encuentros deportivos de gran nivel. El TEWAM 2018, el Torneo Europeo de Waterpolo Alevín, ha reunido a escuadras de gran nivel venidos desde distintos puntos de España en Marbella.

Una iniciativa que quiere fortalecer los cimientos de este deporte, compartiendo experiencia desde distintos ámbitos y clubes de toda la geografía; realizando también actividades de convivencia, confraternización y tecnificación. Y es que, además de los partidos, se han disputado encuentros con entrenadores, jornadas técnicas de formación y juegos lúdicos dentro y fuera de la piscina.

Los malagueños defendían título y firmaron un torneo de gran calidad, dándolo todo en jornadas maratonianas de hasta tres partidos; y luchando hasta el final cada jugada. Finalmente quedaron séptimos tras firmar una liguilla impoluta, y caer en la siempre difícil ronda de cuartos.

En el grupo firmaron tres victorias ante el Natación Jerez (8-6); un combinado formado por jugadores de todos los equipos participantes (18-3) y el Ciudad de Alcorcón (8-7). Como líderes de grupo, el rival en octavos fue el anfitrión del Marbella y la victoria fue 17-2.

En cuartos de final, llegó la “ronda maldita” y, tras un duro partido ante el Majadahonda no se pudo lograr el pase a la lucha por las medallas por un ajustado 4-2. En la fase de consolación por el quinto puesto, se cosechó una derrota, también en un duelo de poder a poder muy igualado ante el Terrasa (5-4), sobreponiéndose con un gran juego a la eliminación; y sacando fuerzas de flaqueza para acabar ganando por el séptimo puesto ante el Natación Jerez 7-3.